Contáctanos
+52(55)5578-4233

Quedó a medias la reforma laboral

Nueva ley del trabajo tampoco puso alto a subcontrataciones ni a la informalidad

Autor: Verónica Gascón

La otrora gran reforma laboral quedó a medio camino, y muchas de sus promesas, truncas. Promotores de la renovada Ley Federal del Trabajo, como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), aseguraron un futuro alentador: los jóvenes tendrían empleo bajo la figura de pago por horas, trabajar en casa sería una realidad y nadie sería subcontratado sin prestaciones. Nada de ello es hoy visible.

Por ejemplo, actualmente ni siquiera se aplica el esquema de trabajo por horas, el más cuestionado cuando se discutió la reforma, la cual cumplirá tres años.

Fernando Yllanes, abogado de la Asociación Mexicana de Empresas en Dirección de Recursos Humanos, calificó este renglón como un mito, ya que las empresas no cambiaron a este esquema de contratación.

Además, entre los artículos que más discusión generaron estuvieron los que regulan la subcontratación o outsourcing. Aun así, la reforma no pudo detener el surgimiento de empresas que realizan contrataciones bajo este esquema, las cuales generan empleos, pero sin otorgar seguridad social ni prestaciones.

La reforma tampoco ha inhibido la informalidad.

“No ha pasado gran cosa desde la reforma laboral. La informalidad ha ido creciendo. En el 2004, el personal terciarizado era de 1.4 millones (…) y en el 2014 se registraron 3.5”, afirmó Thierry Gonet, director de Adecco.

Ante este panorama, México no avanza en competitividad debido a los atrasos del mercado laboral, de acuerdo con
el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

En el reporte de 2013, el Subíndice Eficiencia del Mercado Laboral ubicaba a México en el sitio 113 de 148 países. En tanto, en el último informe, de 2015, está en el 114 de 140 naciones.

Por su parte, la Coparmex, aunque celebra algunas bondades de la reforma, como el hecho de que los conflictos laborales ahora estén más enfocados en la conciliación, reconoció que la apuesta en las nuevas figuras de contratación no funcionó.

“Se les pusieron tantos requisitos en la Cámara de Diputados que las hicieron inoperables”, subrayó Tomás Natividad, presidente de la comisión laboral de la Coparmex.

(Publicado en el periódico Reforma el 22 de noviembre de 2015)

Click aquí para ver archivo PDF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*